CONTROL DE COSTOS EN LA GESTIÓN EMPRESARIAL

18.01.2015 23:06

Control de Costos en la Gestión Empresarial

Félix Miranda Quesada (*)

El control de los costos en una empresa es vital para el éxito de la misma, sobre todo si ésta es pequeña. Cualquier tipo de gasto y cualquier cuantía que éste implique puede tener un fuerte impacto en los resultados finales del negocio si se toma en cuenta la acumulación de éstos en el tiempo. No debe olvidarse que, en términos sencillos las utilidades de una empresa, pequeña, mediana o grande, están dadas por la diferencia de sus Ingresos Totales, menos sus Costos y Gastos.

La experiencia ha demostrado que no es sino hasta el fin de un ciclo contable y posterior a la liquidación o cierre contable que se logra evidenciar el comportamiento de los ingresos y los gastos en la empresa. La multiplicidad de las actividades operativas limitan la capacidad del dueño de la empresa o de sus administradores para mantener una confrontación continua de los ingresos y los gastos. Por lo anterior, una revisión continua de los gastos y una confrontación con los ingresos es altamente saludable para un buen flujo de caja del negocio. No debe olvidarse que, por lo general los ingresos son tratados como tales aún y cuando el efectivo no ha ingresado a la empresa. En este punto es necesario acotar que, desde el punto de vista contable, un ingreso lo es aún y cuando éste quede respaldado en una cuenta por cobrar.

Por el contrario, generalmente y a diferencia de los eventos que generan ingresos, los gastos suelen pagarse de contado, originando una salida de caja, afectando el flujo de efectivo y poniendo así en peligro a la empresa desde el punto de vista financiero.

Algunas actividades que pueden ser aplicadas para el control de los gastos, son:

1) Comparar precios. Con el advenimiento de los servicios tecnológicos y las plataformas que poseen nuestros proveedores, esta es una actividad que no tendrá fuerte impacto en la economía de la empresa. Esto permitirá comprar al mejor precio los bienes y servicios que impliquen gastos. Lo anterior debiera ser practicado para todos los rubros que componen los gastos de la empresa.

2) Aprovechar los descuentos. Esta actividad puede ser solventada durante el proceso de comparación de precios. Es común que nuestros proveedores en sus facturas proformas nos suministren información sobre las diferentes condiciones de sus propuestas y lo harán gustosos, en procura de materializar una venta.

Una de las razones que motivan excelentes descuentos son las compras de grandes cantidades. Sin embargo, en ese sentido hago las siguientes observaciones:

a) Aún y cuando podríamos estar ahorrando algún dinero en la compra de una gran cantidad de algún producto, esto podría traernos algún problema de flujo de caja que, al final de cuentas, contrarreste el beneficio del descuento ya que podría obligar a la empresa a recurrir a préstamos para solventar gastos como sueldos o quizás pago a proveedores, por los cuáles tendríamos que pagar intereses que en nada contribuyan al bienestar de la empresa. Por lo tanto, antes de hacer una inversión que será diferida en el tiempo como gasto, se debe considerar si eso no nos va a limitar en el pago inmediato de otros compromisos.

b) Cuando la empresa es de una estructura en la que intervienen varios actores, de los cuales algunos son ajenos a la empresa, como administradores, proveedores, jefes financieros, podrían darse negociaciones "por debajo de la mesa", y no beneficiar en nada al negocio los descuentos ofrecidos por los vendedores. Esto puede ser paliado de diferentes maneras: Un buen sistema de control interno, una adecuada concienciación a los empleados y / o, tomando control por parte del dueño de la empresa de las negociaciones que en las existan estas circunstancias.

c) Finalmente, uno de los grandes problemas que he visto al realizar las auditorías es la existencia de material o productos obsoletos que con el tiempo ya no tienen ninguna funcionalidad. Por ejemplo tintas para impresora, ya porque son de modelos de impresoras que no circulan o porque se han secado; también se da con el papel que por la humedad se torna inutilizable; repuestos oxidados, etc. En consecuencia las personas a cargo de las compras deben mantener un adecuado protocolo para que la intención de aprovechar descuentos por compra de grandes cantidades, no resulte ruinosa para la empresa.

Un cuidado que debe tenerse es considerar la capacidad de almacenamiento que se tiene, para no tener que almacenar productos que por su naturaleza sean incompatibles y unos puedan dañar los otros.

3) Negociación. Otro aspecto importante en el control y reducción de los gastos de la empresa es la negociación. Hay que tener en cuenta que el propósito de todo proveedor es, a fin de cuentas, vender. Por lo que, una buena gestión a la hora de negociar y adecuadas técnicas obtenidas por la experiencia pueden ser altamente beneficiosas. Pero no tema negociar, podría tener mucho que ganar y nada que perder.

No obstante que la negociación en procura de mejores precios es importante, no deben olvidarse otros aspectos de gran importancia en las relaciones comerciales que no deberían perderse, por el hecho de no conseguir, en algún caso particular, mejores precios que con otros proveedores. Me refiero a aspectos como servicio, calidad, oportunidad, entre otros.

Si bien, éstos no constituyen los únicos aspectos a tener en cuenta para el control de los gastos en la empresa ya que la lista es muy grande, si considero que es un buen inicio en el control de los gastos de nuestro negocio.

(*)

Contador Público Autorizado
Administrador de Empresas
Especialidad en Finanzas